Reflexiones propias en mañana de domingo (o emulando torpemente a Virginia Woolf)

Lo bueno de acudir a una boda es que te obliga a depilarte y a pintarte las uñas y a ir a la peluquería, esas cosas que siempre se dejan para después porque hace tanto calor y una duda constantemente del sentido de la existencia. Si no te pasas en la barra libre, al día … More Reflexiones propias en mañana de domingo (o emulando torpemente a Virginia Woolf)

Afuera, adentro

Es cierto: a veces necesito el adentro para salvarme. Para recordar quién soy y cómo me llamo. Porque eso ocurre, que a veces me olvido de mi nombre y no encuentro el modo de recuperarlo en medio de tanto bullicio. No me queda otro remedio que irme, adonde nunca suena el teléfono y si suena … More Afuera, adentro

Cosas que se dicen

Hay cosas que se dicen en voz bien alta con el mentón alzado de los vencedores. Cosas que se proclaman temblando de indignación o de ira porque la razón, ay, está de nuestro lado. Cosas que se gritan entre el gentío a plena luz del día siguiendo a una marea de voces desconocidas. Cosas que … More Cosas que se dicen

De metros y clásicos

Siempre pensé que algunas heroínas de la literatura clásica se merecían un final mejor al que le depararon sus creadores. El Metro de Málaga me ha proporcionado la excusa perfecta para reescribir el de una de ellas, aunque sea en cien palabras. Y, felizmente, de verlo galardonado con el primer premio de su concurso de microrrelatos … More De metros y clásicos

Escondites

Conozco bien el mundo de los escondites y, desde pequeña, sé que una puede esconderse en el cuarto de baño, debajo de la cama o, si tiene suerte y valor, en lo profundo de un bosque, y ahí quedarse durante un tiempo a salvo de requerimientos. Puede una esconderse mientras lee un libro o finge … More Escondites