Apocalipsis y revelaciones

Y así discurre mi vida.

El primer almendro en flor: revelación. La caldera se estropea: apocalipsis. Limpieza dental y amenaza de endodoncia: apocalipsis. Olor a leña en una calle cualquiera: revelación. Hablar hasta la madrugada con un amigo muy querido: revelación.

Perder un empleo: revelación. Perder otro empleo: apocalipsis. Rechazar un tercer empleo: apocalipsis y revelación.

Despertarme tarde: apocalipsis. Pasar la mañana jugando en el jardín con los hijos de mi amiga: revelación. Mirarme al espejo y verme bonita a pesar de todo: sorprendente revelación. La nieve brillando bajo el sol de febrero: revelación, revelación.

Un extracto de mi cuenta bancaria: apocalipsis. Alguien me da consejos no solicitados: apocalipsis. Comida familiar: inevitable apocalipsis. Un texto de Clarice Lispector: revelación. Una niña coge mi mano en el autobús: revelación y apocalipsis. Revisión de un borrador que ayer creí fantástico: apocalipsis.

Conversación con un labriego: revelación. Encuentro casual con una antigua compañera de clase que ha hecho todo lo que había que hacer en la vida: apocalipsis, por supuesto.

Conducir por carreteras secundarias que desconozco: revelación.

Un arrendajo: revelación.

Alguien me trata con condescendencia: apocalipsis. Discusión con una amiga por culpa de la gestalt, la filosofía oriental y el feminismo: inútil apocalipsis. Hablar con alguien en un idioma que hace tiempo que no uso: revelación. Un día entero sin beber de la fuente: apocalipsis.

Sábanas tendidas al viento: revelación

El Campo de los Genoveses cubierto de amapolas: revelación

Llegar al mar una tarde de primavera: ah, ¿pero es posible tanta revelación…?

sabanas-en-la-isleta-recorte

Anuncios

5 thoughts on “Apocalipsis y revelaciones

  1. qué katarsis leerte…gracias! y mientras pasamos del cielo al infierno somos conscientes de la excepcionalidad de la vida y seguramente eso es lo más importante. igual una pokita menos de intensidad y densidad nos sentaría bien.pero quizás eso implica pagar el peaje de perder la capacidad de asombrarse…

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias a ti, guapa. Yo creo que igual podemos seguir asombrándonos con algo menos de espíritu coplero de por medio, jaja… En eso andamos. Y mientras lo conseguimos o no, siempre nos quedan los blogs. 😉

    Me gusta

    1. Si te ríes es que no vamos tan desencaminadas… Y me pregunto yo: ¿cuál será el próximo apocalipsis? ¿Y la próxima revelación? Ya sabes que te escribiré un whatsapp en cuanto suceda. Y espero que tú a mí. Para eso están las amigas. 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s